El Camino del Norte a Santiago

camino-del-norte-uno-de-los-mas-bellos

A pesar de su dificultad, la Ruta del Norte o de la Costa fue, quizá, la más utilizada hasta el siglo X para ir a Santiago de Compostela, ya que la meseta estaba aún ocupada por los musulmanes.

El camino que discurre de este a oeste por el norte de España, entre la montaña y el mar Cantábrico, es uno de los más bellos y atractivos itinerarios jacobeos. Y el más largo tras el de la Vía de la Plata.

Desde el puente de Hendaya, este recorrido atraviesa el País Vasco, pasando por San Sebastián, Zarauz, Guernica y Bilbao; cruza Cantabria por Laredo, Santander, Santillana del Mar y Comillas; franquea Asturias, que, tras Llanes y Ribadesella, permite dos variantes:

 por Oviedo, donde enlaza con el Camino Primitivo, o

⚫ un camino costero por Avilés y Luarca, hasta Galicia por Ribadeo, Mondoñedo, Vilalba, Sobrado, Arzúa, donde se une con el Camino Francés, y finalmente la plaza del Obradoiro.

http://www.guiadelocio.com/a-fondo/10-rutas-para-hacer-el-camino-de-santiago/camino-del-norte-uno-de-los-mas-bellos

Peregrinos de verdad

Este artículo en inglés comenta una noticia del siglo XII recogida en los Anales Irlandeses.

Via: walshebb.com/photos/

La autora del blog “Pilgrimage in Medieval Ireland” lo ha colocado en su FB porque hoy es el día en el que se hace la subida al Croagh Patrick.

Via: carrigmanblog.wordpress

El sitio, como veis en las fotos, es impresionante. Está situado muy cerca del mar, en Clew Bay, en el condado de Mayo (Noroeste de la isla) y posee con una leyenda subyugadora (que os cuento otro día) con fuertes lazos no solamente Patricianos, sino con lo que quiera que fuese la religión anterior al Cristianismo que hubo en Irlanda.

Este monte es una marca en el paisaje allanado por la glaciación y, pese a sus “sólo” 764 m. ofrece una subida durísima, que personas de toda edad y condición realizan, a menudo descalzos y, según manda la tradición, antes de que amanezca.

En el s. XII aún sería más duro y, además, la peregrinación se realizaba en el mes de marzo, en torno a la fiesta de S. Patricio (las paponadas verdosas y el cachondeíllo tabernario no existían todavía). Lo que cuentan los Anales es que una tormenta con rayos, causó nada menos que la muerte de treinta peregrinos, que seguramente se encontraban apiñados alrededor de la pequeña iglesia que entonces existía allí. Tengo que recordar que lo normal en las antiguas iglesias irlandesas es que en el interior solo cabía el altar y los celebrantes.

Gallarus2

La ermita existente debía ser como esta

El monte en sí es tan peligroso que hoy, último domingo de Julio, 2015, las autoridades civiles y religiosas han decidido suspender la peregrinación por el mal tiempo reinante, y solamente unos pocos se aventurarán a subir.

¡Peregrinos!