Media crónica: subida a La Morra (Montes de Toledo)

DSC02257

Hacia el N/NO

Un dia estupendo, buena temperatura, con un sol tan clarito que cada uno de los participntes se lleva de recuerdo una marca roja distinta: reloj, gorra sobre calva, collar, manguitos, gafas… Lo que cuesta el subeybaja, aunque sea a paso tortuguero, MUY tortuguero.

Sube que te sube

Claro que la vista desde el 1360m. era espectacular: a un lado Ciudad Real (y Cabañeros entre brumas) y al otro Toledo, con Navacerrada y Gredos nevados, haciendo de barrera de fondo.

IMG-20150329-WA0004

Y baja que te baja

Los prados eran “de Heidi”, hasta que empiecen a ser del señor sol y el secarral, como nos contó Victor, sobre una salida al mismo sitio en otras ¡ejem! condiciones. De momento, todo bucólico: hasta crias de corzo salieron huyendo a nuestro paso, ¡aysss, qué tierno!

Pero lo más bucólico fue tumbarse a la sombra de una encinilla a echar la siesta. Porque el cansancio se dejaba sentir. Y porque la libertad es asín.
No, lo mio de momento no son las subidas terribles. Me dicen los que saben de esto que iré acostumbrándome. Pero… ¡dioses, dioses!

¿Qué pasaría si una corriera siempre con las pulsaciones a 160? Pues lo que sé es lo que pasa cuando una hace 2km. con un buen desnivel y esas pulsaciones.  Asfixia.
Claro que no es lo mismo correr 10 km. contra una misma que subir una cuesta con dos o tres “ángeles de la guarda” pegados a la oreja. ¡Gracias, angelotes y angelotas!

DSC02223

(La otra mitad de la crónica que la escriba alguno de los que subió al Cerrillón, ¡hala!)

Anuncios

Un comentario en “Media crónica: subida a La Morra (Montes de Toledo)

  1. Pingback: Ella no quería subir ni bajar | Sin prisa

Los comentarios están cerrados.