Batallitas de la agüela

¡Cof, cof!, Niiiño, no abaniques tanto el brasero que me da la tos… ayyys. A ver si nos compramos una catalítica de esas… ¡Aaah! ¿que ya no se estilan? ¡hayquejodese, tó lo güeno nos lo quitan!

Valle de Los Dos Lagos. Cocinilla de S. Kevin en primer término. Via: http://abandonedography.com/

En mis tiempos, cuando yo vivía en ese país tan al norte que a las cuatro de la tarde ya era de noche (en invierno) y a las cuatro la mañana de día (en verano)… Ay hijo, gracias, se agradece la rebequita estos dias, que no se sabe si ha salido el sol o qué. Ah, ¿que hoy hay un eclipse? ¡’nda kñ! Ya decía yo que no había amanecido y ya son las once…

Bueno… pues en esos tiempos, conocí a gente mu caminera. Ya podían caer chuzos de punta -que allí entre chubasco y chubasco cae un sirimiri- que ellos salían a pasear, solos o en compañía, con esas botas de goma que allí llaman “wellies” y la gorruca calá hasta la oreja. Paraguas no, gracias, que con el ventarrón que hay siempre… Y al tran-tran se hacían 20 o 25 kilometros hasta la hora de comer, que allí es a las doce. Téngase en cuenta que mi territorio era entre el mar y las montañas de Wicklow, lo mejorcito, hijo mío,  “The garden of…” le llaman, y llevan razon, que en verano era una explosión de flores amarillas y brezos y pajaritos cantando, y en invierno, nieves hasta la orilla del mar y lagos negros como cerveza. Lagos glaciares, tú, de esos que son siempre redondos y parece que va a salir del fondo un brazo con una espada luminosa.

Loch Tay. By Scrawb. Flickr. El camino que yo hice iba por la izquierda detrás del bosque.

Bueno pues conocí a unos de la asociación of the Friends of St. James, que allá es como llaman a Santiago. El jefe (¿andandará?) que estaba cuadrao y se llamaba Henihan, tenía 70 años y se pulia en bici sus 40 kilometros dia si, dia no. Y en verano iba a hacer “peregrinaciones vicarias”, o sea: que marchaba a Compostela por el Camino Francés en representación de otros. Eso, a efectos espirituales, vale. ¿Sabes? Otras veces, iban a sitios de su tierra, que no faltan: la subida nocturna al Croagh Patrick -que se hace el último domingo de Julio- o el Monte Brandon, dedicado a San Brandán el navegante, que peregrinaba por mar, de ballena en ballena. Y si no, al Nephin Beg, que es una sierra del Condado Mayo donde se juntaban tó los dioses…

En los efectos materiales, la Asociación hacía una vez al año una gran marcha en representación de quien quisiera apuntarse: por un módico precio, que iba desde la voluntad a los 100€ o así (mi memoria matemática está tan oscurecida como la ventana, ¿desde cuándo no la limpais, so guarros, que tó lo tié que hacer lagüela? ¿o es que ha llovido esta noche chocolate con churros?) ¡ah, si! y se iban a algún GR francés o a La Gran Muralla.

¿Que p’a qué pagaban si no iban a ir? Mu sencillo, hijo. Porque el dinero recaudado iba a “caridades” como dicen allí. Te juro que daba igual católicos que protestantes. Las donaban a una parroquia, o a un cole, o a una Asociación del Cáncer o… que supieran que necesitaba un pinchacillo, para una gotera, para una operación de alguien, para poner flores en el jardín.

Y con ceremonia, nada de mandar un cheque por correos. El dia señalado, a la vuelta de la excursión, se reunía la directiva y entregaban las pelas al alcalde, al párroco en cuestión o al representative, y luego había musiquilla y fotos pa’ la prensa. Como si fuera la final de algún fúmbol interesante: salía en los periódicos ncionales.

Digo yo si nuestro clú no haría alguna vez una cosa así: caminata solidaria a favor de… ¡Es tan boniiito! Y no hace falta que sea a la Gran Muralla.

¡Ay kñ! ¡Dame ya el pañuelo pa’ los mocos y deja de mirar el móvil, leshe!

Anuncios

5 comentarios en “Batallitas de la agüela

  1. Lo ha bordao Agüela.
    Usté no se tendría que morir nunca pa poder contarnos muuuchas fabulas y vivencias suyas en esas tierras verdosas del norte.
    Ahora que todavía tiene fuerzas tiene que llevarnos Agüela pa que conozcamos
    esas tierras y esos personajes tan divertidos. Y caritativos.
    Abriguese…No vaya a darnos un disgustillo y se nos vaya too al garete!
    Muchismos besos

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.