Cronicón

Como viene siendo habitual en estos ultimos “findes”, el domingo 22 de Febrero nos reunimos en la Glorieta Joaquín Cotanda de Aranjuez a las 10 para iniciar una excursionceja de entrenamiento y entretenimiento.

IMG-20150222-WA0008

Foto. Jose Luis

Esta vez el objetivo era Legamarejo y la “Junta de los Rios” Tajo y Jarama. ¿A que con tantas “jotas” queda muy alegre la frase? Bueno: fuimos 28 personas reunidas con buen humor y ganar de andar, y de escuchar a Paco, que nos mantuvo del hilo de sus muchos conocimientos sobre la fauna, la historia y las características geográficas de la zona.

¿Pueden vds. creerse que algunos de los que íbamos en la excursión, a nuestra provecta edad, aún no habíamos visitado nunca la famosa “junta de los ríos”? Los motivos fueron diversos: durante muchos años el Tajo bajaba tan contaminado que era imposible acercarse a un km. sin sentir su “perfume embriagador”, ¿y qué decir del Jarama? Pues decir lo mismo…

foto: Carmen

Gracias a los adelantos de la Ciencia y el interés (relativo, pero interés) de las Administraciones, ahora el Jarama baja mucho más limpio y el Tajo… bueno, el Tajo no baja, repta, mucho menor en caudal debido a… los druidas.

Como la primavera está cerca y el tiempo ha sido benigno, era posible caminar por los gaviones de la ribera cubiertos de hierba y disfrutar del color azulado de las aguas, que con el verde, daba un aspecto atlántico al paisaje (y a esta que lo es le recordaba las riberas de Shannon, total, los dos desembocan en el mismo Océano). Los gaviones -palabro rancio, de posible origen gascón, donde llámanse “gaves” los riachuelos embravecidos de montaña- servían en otro tiempo para defenderse de las inundaciones producidas por el río, que se llevaban sembrados y frutales y dejaban el suelo lleno de los fangos o légamos que dan nombre al terreno: Legamarejo. ¿Qué cosas los nombres, eh?

Entre explicaciones -brevísimas y jugosas- sobre el origen de las Doce Calles; sobre las especies arbóreas más hermosas del territorio; sobre la composición arenosa de los suelos y sobre la fauna menor y mayor que merodea por él, Paco nos fue ilusionando, enseñando y describiendo el paisaje. Un paisaje cambiante por la mano del hombre y por la adaptación a la que se ven sometidas las especies animales. ¿Decíamos del Oceáno? Pues ahí tenemos gaviotas argénteas y cormoranes, como si estuvieramos a orillas del Cantábrico. Y hasta nutrias, mapaches (¡siii!) y sobre todo jabalíes, que se acercan al río para buscar su alimento y su bebida.

En fin: la excursión no solamente fue divertida y estupenda por el clima exterior y el clima de amistad reinante, sino un magnífco pretexto para aprender cosas interesantes sobre nuestro entorno más cercano. La foto de grupo se hizo (repe) en la “junta de los ríos” y la podeis ver en nuestra cabecera sorpresa.

Anuncios

2 comentarios en “Cronicón

  1. Muy bueno el cronicón. Me gustó mucho el paseo y aunque ya había estado varias veces por allí, descubrí y conocí cosas nuevas e interesantes.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.